Lecciones Web derriba un tweet en pleno vuelo
Lecciones Web derriba un tweet en pleno vuelo

¿Cómo escribir títulos irresistibles?

Esta anotación es la segunda de una serie de tres. Las partes en la serie son:

 

La verdad es que escribir un buen título no es asunto fácil. ¿¡Creo que todos sabemos eso… eh!?

Antes de empezar a teclear…

Toma tiempo y práctica, aunque también requiere un poco de pruebas para determinar que funciona y qué no. Lo que nos lleva la mayoría de las veces a crear distintas variantes, esto complica las cosas un poco más, pero la diferencia en los resultados justifican en muchos casos el esfuerzo.

Así dicho parece una tarea ardua y complicada, pero hay varias cosas que puedes hacer cada vez que vayas a crear un título, más bien una especie de rutina o proceso que te puede ayudará a alcanzar los mejores resultados.

1.- La Audiencia

Antes de empezar a escribir un título, toma siempre en cuenta a qué audiencia te diriges. ¿Quiénes son? ¿Qué hacen? ¿Qué buscan? Todas esas preguntas son importantes, y quizás la pregunta más importante es: ¿Qué problema tienen o necesitan resolver?

Si el título logra pulsar esa cuerda sensible, verás que los resultados son increíblemente buenos, pues la audiencia estará muy identificada y comprometida, con lo que dices, y ese engagement es requisito básico para obtener buenas conversiones.

2.- ¿Cómo acceden al contenido?

El tamaño de la pantalla hace gran diferencia en la manera en que los títulos son mostrados. Un título largo en la pantalla de un móvil puede no resultar nada interesante a los ojos de un lector.

3.- Palabras Claves (Keywords)

Ha sido práctica común (más bien abusada) por años tener en cuenta las palabras claves alrededor de las cuales se escribe un artículo a la hora de confeccionar el título. Google ha dicho claramente que incluir palabras claves en los títulos (y URLs) no tiene ya, más un peso significativo en el posicionamiento en los resultados de búsqueda. Sin embargo, recuerda que escribes para las personas, así que incluir los keywords (palabras clave) no ayuda al posicionamiento, pero si ayudan a un lector a formarse una idea más clara del tema de un artículo a partir de lo que dice el título; y por supuesto si el título contiene keywords y estos coinciden o son parecidos a los que ha entrado el lector en la búsqueda; hay entonces un ligero balance a favor de que este decida o escoja ver el contenido. ¡Aprovéchalo! Si escoges usar keywords usa siempre los llamados “long tail keywords” que son más comunes en las búsquedas y trata de que estos tengan un mínimo de 100 búsquedas diarias. Una mayor cantidad de búsquedas diarias significa que vas a tener mayor competencia y por tanto te será más difícil posicionar tu anotación. Más sobre este particular en un futuro muy próximo.

4.- No pierdas de vista el Título

Una buena manera de no salirse del tema de una anotación es leer constantemente el título a medida que vas progresando con el texto. Esto ayuda a mantener el enfoque y también a ir ajustando el título progresivamente. Normalmente, como promedio escribo un título unas 12-20 veces antes de publicar. A lo mejor te parece exagerado pero a medida que el texto va progresando es común que vea otros enfoques o maneras de escribir el título.

Para que tengas una idea aquí tienes una lista de algunas de las variantes primarias para el título de este post:

– ¿Cómo escribir el título de un post?

– ¿Por qué me demoro horas en escribir los títulos de mis posts?

– El método que uso para escribir títulos que producen resultados

– ¿Cómo escribir títulos que convierten?

5.- Ajuste el Título

Una de las grandes ventajas de tener un conjunto de variaciones para el título es que te permite usar o ajustar uno cualquiera de ellos de acuerdo al uso que se le va a dar. Me explico, por ejemplo si estás componiendo el Newsletter anunciando el nuevo post, y no te gusta cómo luce el título en el Newsletter pues nada tomas uno más apropiado de la lista de opciones y lo utilizas. O quizás el artículo lleva ya un tiempo escrito y no ves grandes resultados o tráfico, pues nada, puedes cambiar el título que aparece en los resultados de búsqueda (el que va encerrado entre las etiquetas HTML <title> según explicamos en el primer post) usando un plugin (por ejemplo: All in One SEO Pack) sin cambiar el título original del post.

Tipos de Títulos – Técnicas de Composición

Bueno… ahora si estamos en condiciones de empezar a ponchar teclas como unos locos!!!

Digo así porque llegó el momento de comunicarnos con quienes nos leen, de despertar en ellos esa curiosidad necesaria que les lleve a seleccionar nuestro título entre otros muchos listados. Esto sólo es posible si utilizas las siguientes técnicas de composición:

1.- Título controvertido o sensacionalista

La mayoría de las veces este tipo de título no sigue estrictamente las reglas explicadas antes, pero igual resultan muy efectivos a la hora de capturar la atención y alimentar la curiosidad de los lectores, bien sea porque crean un gran revuelo o porque asustan. La técnica ha sido utilizada por años en la prensa escrita, así que no veo ningún motivo para no seguir utilizándola. No abuses de ella pues puede llegar a aburrir a los lectores asiduos.

Ejemplos:
– ¿Por qué odio a Google?

– Un SEO al que todos quieren muerto

– Lecciones Web derriba un tweet en pleno vuelo

– Dinero… Fortuna… No siempre requieren esfuerzo

2.- Escasez – Cantidad Limitada

Los humanos estamos alambrados, programados, para minimizar las pérdidas, así que un título que indique o insinué a los lectores la inminente pérdida de algo debido a una baja disponibilidad o escasez puede resultar muy efectivo para hacer que estos tomen acción.
Ejemplos:

– Sólo 10 asientos disponibles a $0.99

– ¿Por qué bloguear es una pérdida de tiempo?
(Este título combina el concepto de escasez con controversia. La mayoría de los lectores son blogueros también, así que insinuarles una tremenda pérdida vinculada a una actividad que muchos de ellos aman es tremendamente chocante.) Nota: A mí me encanta el título, así que espero escribir algo al respecto pronto.

3.- Tiempo Limitado

Un concepto en esencia similar al anterior. En este caso el límite de tiempo incita a la acción inmediata.
Ejemplos:

– ¿Cómo obtener 100 millones de visitantes en 5 días?

– Sólo $5.99 (por 48 horas)

4.- Exclusividad

A la mayoría de las personas les gustan las cosas únicas, exclusivas. Esa es una manera de alimentar el ego y es también una de las maneras en que nos empujan a afiliarnos a un club o comprar un Porshe que a lo mejor ni sabes manejar, pero que le muestras a todos como prueba de que perteneces a un selecto grupo.
Ejemplos:
– Lo qué debes saber antes de comenzar un blog.

– Sólo para entendidos: ¿Cómo dominar a Google?

– Las 9 ventajas de un SEO

5.- Miedo y Ansiedad

El Marketing está relacionado casi siempre con la solución de una necesidad humana (aunque también hay muchos Marketeros que inventan una necesidad para vendernos su m…da). Incluir en el título algo que provoque miedo o ansiedad es una manera casi inmediata de capturar la atención.
Ejemplos:

– ¿Cómo un perfil de Google+ puede arruinar la reputación de un sitio web en las redes sociales?

– No dejes que por una anotación de invitado tu blog sea penalizado

– ¿Qué esperas para hackear tu blog?

– Todo lo que no vas a poder hacer cuando hackeen tu blog

6.- Valor extraordinario

Los títulos que insinúan o ofrecen algo de tremendo valor brindan magníficos resultados, sobre todo si el contenido (artículo) cumple con la promesa/oferta de valor del título.
Ejemplos:

– Todo lo que necesitas saber para dominar un nicho en tan sólo dos días.

– Actualiza todas las redes en un clic…

– ¿Cómo conseguir 128 134 visitas al mes sin un solo backlink?

Estas son algunas de las técnicas básicas de composición. En el próximo post de la serie les traigo varias plantillas para crear títulos en las que sólo tienes que copiar, pegar y rellenar.