Imagen: Pixabay

Antes de Monetizar tu Blog (negocio) en Europa – Legalidad en tu Blog

Esta anotación es parte de una serie de anotaciones referentes a la “Legalidad en tu Blog” . Las partes en la serie son:

Queremos ganar dinero con nuestro negocio, queremos que sea rápido y queremos no tener sorpresas. Solo que a menudo como lees a emprendedores de Latinoamérica u otros afincados en  USA parece que todo es muy sencillo, y de hecho allí lo es, pero si de alguna manera te orientas a un target ubicado en Europa debes prestar mucha más atención  a la legislación.

No voy a debatir quien te aconseja bien y quien no, solo me gustaría explicarte algunas operativas que debes tener claras si tu cliente (y tú mismo) te encuentras en Europa incluido España.

Por un lado debemos tener muy claro que la Comunidad Europea diferencia perfectamente los productos tangibles (físicos) y los intangibles (servicios y/o digitales).

Por lo que no es lo mismo vender un libro en papel y enviarlo o vender el mismo libro en PDF o Epub y enviarlo digitalmente (o permitir su descarga).

La norma Europea está clara en ambos casos, por lo que paso a explicar cada uno de ellos.

1.- Productos Tangibles o bienes físicos de consumo.

  • Tributa el IVA del país de destino por lo que deberemos tener mucho cuidado con eso.
  • Las declaraciones de IVA trimestrales (en España) se harán por separado las nacionales y las que corresponda a otros países. (Cada país por separado)

Podemos llegar a pensar que no es un problema, ya que la mayoría de países tributan un porcentaje menor que en España, pero debemos tener mucho cuidado con las declaraciones ya que en caso de no hacerlas bien las sanciones pueden llegar a ser importantes.

2.- Productos intangibles o servicios o bienes digitales.

  • Tributa el IVA de origen, por lo que si estás en España deberás tributar un 21% dependiendo del producto, deberemos tener mucho cuidado con el tipo ya que aplicaremos el que se corresponda.

Os paso una lista del IVA aplicable (tipo general) en los países de Europa.

Además deberemos tener en cuenta las excepciones y nos deberemos informar muy bien sobre ellas, esto significa que hay regiones o comarcas que tienen un tipo distinto a su país (como sucede en España con Ceuta, Melilla o las Islas Canarias).

Entiendo que llegado a este punto puedes pensar que todo es muy complicado, y es por eso que mi recomendación es que si no tienes experiencia en este tema que te apoyes en el conocimiento de asesores contables de confianza ya que tienes que tener en cuenta otras cosas y no puedes eludirlas.

En Europa se tiene muy en cuenta la protección del comprador, por lo que deberemos observar otras muchas normas que aunque no provocan un gasto inmediato, tal vez debas contratar a un especialista para que te asesore y genere los informes o solicitudes necesarias.

Por un lado tienes la “Ley Orgánica de Protección de datos” (LOPD) En España. Ley con la que los estados de la comunidad se aseguran de que vas a ser extremadamente cuidadoso con los datos que recopiles de tus clientes y que vas a preocuparte de proteger adecuadamente la base de datos en la que almacenas éstos datos y que no vas a compartir esos datos “sensibles” con entidades distintas a la tuya.

Además debes registrar en la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) Esa base de datos explicando inequívocamente qué datos vas a recabar y el método de almacenamiento, al tiempo que pueden solicitarte el modo en el que vas a proteger estos datos de manera activa o pasiva.

Ten en cuenta que cuantos más datos solicites a tus clientes o visitantes más compleja será esa base de datos, por lo que mi recomendación será que para suscripciones a boletines apenas pidas el nombre y correo electrónico, mientras que si hablamos de clientes te limites a los que solicita la normativa de facturación que en general será el nombre fiscal, el número de identificación fiscal, la dirección fiscal y el correo electrónico. Todos estos datos son de dominio público y aunque sigues teniendo la obligación de cuidar de ellos, la LOPD no será excesivamente dura con el registro de tu base de datos.

Una buena aproximación a la normativa la puedes leer aquí: El nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos

Si me preguntas cómo debes proteger esa base de datos la respuesta es relativamente sencilla, ya que si dispones de un proveedor de alojamiento de calidad ya tendrá instalados sistemas de seguridad para que tu web no se vea afectada por un ataque con vaciado de datos, mientas que si en tu web aplicas normas sensatas de seguridad evitarás que puedan “chuparte” esos datos.

Sobre todo recuerda que en ningún caso la seguridad que apliques en una web (WordPress o de otro tipo) es totalmente fiable, por lo que lo ideal será que mantengas toda la instalación lo más actualizada posible, al tiempo que te cuidas de usar aplicaciones, plugins, o plantillas pirateadas que pueden contener puertas traseras que saquen información de algún tipo de tu web.

Ahora llega lo más sencillo de aplicar, ya que solo se trata de implementar información concreta en espacios destacados de tu web.

La que para mí es la menos agradable es la que se refiere a la información que debes dar a tus usuarios sobre los ficheros que almacenas en sus terminales, me refiero a los cookies y que debe tener varias acciones por tu parte.

Por un lado debes informar inequívocamente (normalmente se hace mediante ventanas emergentes que desaparecen tras un click) y que informa que ésta web coloca cookies en el navegador del visitante, debemos informar que se hace y la razón por la que lo hacemos.

Además debemos construir una página que se pueda acceder fácilmente, para que a los visitantes se informe exactamente del tipo de cookies que se almacenan, por ejemplo las cookies de mejora de navegación en la web, las cookies que nos “cuela” Google Analytics o el pixel de remarketing. La vida de estas cookies y la manera que tienes para poder deshacerte de ellas.

Garantías sobre los productos (bienes de consumo) y las condiciones de devolución o reposición.

Nunca, nunca debemos olvidarnos de esta sección si servimos productos físicos. Las leyes españolas y las europeas protegen mucho a los consumidores, por lo que debes explicar perfectamente las condiciones de reposición y/o devolución de productos, los costes que va a tener para el cliente y los métodos disponibles para solicitar una reparación o reposición.

Ten en cuenta que por mucho que te empeñes la garantía de funcionamiento es de dos años y las excepciones se concentran en piezas fungibles o desgastables (baterías o cartuchos de tinta) por todo lo demás la maquinaria está siempre garantizada por este periodo de tiempo. Así está escrito en la legislación española y debes respetarlo ya que en caso de litigio lo vas a perder sí o sí.

Además en todo momento debes explicar al visitante el precio final lo más aproximado posible, de manera que el proceso de venta no venga acompañado de sorpresas, si vas a cobrar gastos de envío o impuestos no incluidos debes indicarlo desde el primer momento.

¿Te parece complicado? Pues la mejor recomendación es que te hagas con un asesor bien informado sobre estos temas, y escucha y lee, lee mucho y evita sorpresas.

Más cosas a tener en cuenta:

Condiciones del servicio. Este puede ser un punto controvertido, ya que debemos explicar (de nuevo sin lugar a errores de interpretación) las condiciones que debe cumplir en cliente para poder solicitar un producto o servicio y las cosas a las que se compromete el prestador del servicio. Definimos las garantías y las condiciones de reclamación e incluso las condiciones del transporte. Este no es un punto que exige la ley (al menos de manera concreta) pero que a nivel de empresa siempre será ideal indicarlo, ya que es única manera que tenemos para demostrar un posible abuso por parte del cliente.

Avisos legales. Crearemos una página en la que informamos directamente de responsable (o responsables) de la protección de los datos, propietarios de la plataforma y la manera de contactar con ellos para cuestión puramente legal. Debe ser una especie de resumen de todo lo mencionado antes y acoger el último punto a tener en cuenta.

Derecho al olvido: Es el punto que más controversia genera a nivel general, ya que a las empresas les gusta mantener bases de datos de personas que han adquirido sus productos. Son clientes reales con interés en las cosas que hacemos y por tanto son un nicho de mercado mucho más viable que cualquier contacto que caiga en nuestra web gracias a cualquier táctica de SEO o SEM.

Debemos proporcionar los medios necesarios y asequibles a todos los usuarios para poder solicitar la edición de esos datos o la eliminación de los mismos. Teniendo en cuenta que en los libros de facturación no pueden desaparecer hasta pasados el periodo correspondiente, pero lo que si pueden solicitar es que no se usen esos datos para enviar más comunicaciones comerciales o del tipo que sea.

Llegado a este punto supongo que te he asustado bastante, si no conoces las leyes, legislaciones y normativas relacionadas con el comercio electrónico en España y Europa probablemente el volumen de información que he redactado sea para provocar pánico, pero debo decir que la falta de conocimiento de estas normas no te exime de cumplirlas, por lo que sería bueno que de alguna manera te hagas con la información necesaria para gestionar tu negocio de manera correcta.

Nota Final

Con esta entrada (espero no haberte desilusionado) ya sabes, si tienes un negocio serio entre manos ya estarás cumpliendo docenas de condiciones para poder llegar correctamente a disfrutarlo, también me gustaría destacar que una vez aplicadas estas normativas, que un poco más de trabajo van a ocasionar, lo único que debes tener en cuenta es que las actualizaciones de las normativas no te van a llegar a tu buzón de email a menos que hagas un buen trabajo a la hora de escoger a tus asesores.

El trabajo de escoger las asesorías (fiscales, comerciales o contables) no es tarea que puedas dejar para mañana y si tienes los conocimientos básicos y claros los pasos para después te será relativamente sencillo disponer de los recursos necesarios para poder iniciarte en un negocio, pero si estás en la Unión Europea no sientas que todo vale. Nunca es así, las demandas por parte de clientes son muy perseguidas y como incumplas alguna de las normativas las sanciones van a ser ejemplares.

Quiero comentarte una última cosa. Cualquier persona que haga una factura en España debe disponer de la correspondiente licencia fiscal, aquí no todo vale. Debes pasar por tu delegación de hacienda y solicitarla antes de poner en marcha tu negocio, ten en cuenta que cualquier facturación que hagas debe quedar reflejada en un libro de facturación.

Lo único que puedes retrasar un poco, es el registro en la Seguridad Social en “régimen de autónomo”, pero deberás tenerlo al menos un día antes que la primera factura que vayas a emitir, y recuerda no todo vale. De momento puedo adelantarte que esas entidades que te dicen que puedes facturar sin ser autónomo no tienen un marco jurídico muy claro y existe mucha controversia al respecto, por lo que lo ideal será hacer las cosas bien desde el primer momento.

También quiero decir a este respecto que se están aprobando normativas y leyes en España que pueden hacer que un autónomo tenga un carácter discontinuo. En el momento de redactar esta entrada desconozco los métodos y plazos para la aplicación de los mismos, de manera que vas a tener que estar atento a este respecto.

Os dejo algunas entradas al mi blog DesmarcateYa, en el que hemos ido hablando de estos temas aunque no de una manera tan consolidada como en éste y ni mucho menos tan específica.

Iuris Marketing: Tendencias en la Protección de Datos

Empresas y el concepto #IurisMarketing

Cómo debería ser una agencia de marketing en la actualidad

La LOPD, el Safe harbor y el marketing del miedo.

El safe harbor ahora se llamará privacy shield.

8 comments

  1. Maria Rivero says:

    Excelente información, dejando claros algunos puntos sobre los que no siempre es facil hacerlo.

    Por ejemplo, sobre el tema de protección de datos, ni siquiera en la plataforma WordPress dan información.

    Un saludo

    • Hola Maria muchas gracias por tus palabras

      Bueno en lo referente a la protección de datos como la misma de las cookies depende mucho del poder legislativo nacional

      En Europa es relativamente sencillo ya que los países alineados con la Comunidad Europea deben seguir las indicaciones del estamento Europeo.

      En el caso de otros paises se debe observar las legislaciones locales.

      Lo que se debe tener en cuenta, por ejemplo que un blogger (o empresario) aunque sea de China donde no existen demasiadas protecciones a los datos, recibe datos de un usuario en España debe cuidar los datos bajo la ley española ya que el usuario podría provocar el cierre del sitio.

      En cualquier caso si no sabes de donde van a venir tus operaciones empresariales o recopilación de datos mi recomendación será que atiendas a las leyes españolas (menos el registro de la BBDD ya que no a lugar) ya que son las más restrictivas del mundo y así nunca vas a tener que preocuparte.

      Dado todo ésto, es normal y lógico que WordPress no asuma esta responsabilidad ya que debería destinar ingentes cantidades de recursos para atender a todo el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *